Thomas Mink és un forjador seduït per la paleometal·lúrgia i l’arqueologia experimental. La seva relació amb la forja és fruit d’un ‘amor a primera vista’ que encara manté encesa la flama de l’apassionament. Ell mateix ens ho explica en aquesta entrevista!

Exhibición de forja en un mercado medieval

“Habiendo trabajado toda mi vida con las manos, en hobbies con madera , resinas epoxy (tablas de surf y snowboards) y un poco de cantería, decidí aprender a forjar de forma autodidacta en el 2004. Al ver que no avanzaba, busqué un centro dónde poder aprender. Encontré únicamente el Centro de los Oficios de León donde, después de un monográfico de cuatro días al que asistí en 2008, decidí inscribirme en un curso anual y dejar atrás mis dos pequeñas empresas en el sector militar y químico. Allí aprendí las técnicas tradicionales del oficio de herrero y, a finales de 2009, monté mi propio taller cerca de Alcalá de Henares, en el cual sigo hoy en día.

Desde entonces, he asistido a muchos de los cursos de verano y monográficos impartidos por el Centro de los Oficios y he aprendido de grandes maestros, como Roberto Canal, Gabriele Curtolo (forjador italiano de talla internacional), Miquel Xirau, Ramón Recuero, Juan Andrés Ocampo, Santiago Martinez Otero… y los maestros cuchilleros Germán Azote y Eduardo Cadelo. He asistido a mas de 20 encuentros de herreros, tanto nacionales como en el extranjero, en los cuales forjamos esculturas conjuntas entre diversos compañeros.

Curso de arqueometalúrgia en el Poblado Cántabro Argüeso

Habitualmente ofrezco cursos de iniciación a la forja y de forja avanzada, cuchillería o patrones caldeados –el mal llamado “acero de Damasco”. También me intereso por la arqueometalurgia del hierro, habiendo realizado cerca de 30 experimentos en hornos de reducción directa tipo galo–romano, pero también haizeolas y de algún otro tipo… Estoy aprendiendo a extraer hierro del mineral que lo contiene, como lo empezaron a hacer hace mas de 2.500 años!!

También he trabajado con el interiorista Erico Navazo, tanto en proyectos particulares como en piezas para la exposición Casa Decor. Hemos creado apliques esculturales que definen de nuevo los lugares en los que están colocados. En el 2015 obtuve el accésit en la modalidad forja del XXII Premio Unicaja de Artesanía. Hace dos año publiqué un artículo en la revista alemana Hephaistos titulado “El alma de la espada”, donde traté el tema de las espadas roperas, sus secretos y su importancia a nivel europeo.”

  • Cada vez son más los equipos de investigación histórica que incorporan artesanos para estudiar los procesos y tecnologías antiguas. Por qué es necesario integrar el conocimiento de la ‘gente de oficio’?
Reproducción de un horno galo-romano de sangrando

La necesidad de incorporar artesanos a proyectos de investigación y experimentales me parece algo fundamental. Los registros arqueológicos pocas veces están completos y la única forma de llenar esos huecos, aunque sea parcialmente, es a través de las habilidades de los artesanos y la comprensión de los materiales desde la experiencia. Adicionalmente dominamos las herramientas, los procesos y el producto final, así que de alguna forma podemos entrar en la mente de nuestros antepasados y enfrentarnos a los mismos problemas que ellos tuvieron que solucionar… el conocimiento a través de la experimentación. Un ejemplo sencillo: los herreros podemos leer en el color del fuego su temperatura. Esto me vino muy bien para ayudar en el inicio de un experimento de reducción de hierro, al optimizar la potencia de soplado del fuelle que hasta ese momento se accionaba demasiado despacio, con lo cual no se hubiera alcanzado la temperatura correcta en el horno. 

Pero también es necesario el intercambio de ideas entre arqueólogos, historiadores y artesanos. En definitiva, la transmisión de información en ambos sentidos es valiosa para entender los procesos y tecnologías del pasado.

  • Las experimentaciones y recreaciones históricas son herramientas necesarias para comprender la tecnología antigua y divulgarla al gran público. Cómo se planifica una acción de este tipo y qué recursos materiales requiere?
Forjando en un encuentro de herreros

Toda experimentación y recreación histórica requiere de mucha planificación y trabajo previo. No sólo hay que incluir la propia preparación del evento, sino que hay que pensar en toda la investigación, tanto teórica como práctica. Son ingentes las horas invertidas en entender los procesos: construir, coser, forjar, tallar, labrar, etc. los utillajes y/o piezas para poder dar forma a lo que después la gente ve sólo como un entretenimiento.

Compactación de una lupia

En mi caso concreto, con los hornos de reducción he conseguido rebajar a dos días (un fin de semana) lo que seguramente era un proceso de una o dos semanas. La construcción y secado del horno, la obtención del carbón vegetal, la minería de la materia prima, su posterior tratamiento y finalmente el funcionamiento del propio horno era intensivo en tiempo, material y recursos. 

Para una demostración, necesito que el organizador prepare arcilla, paja, carbón vegetal y madera. El mineral lo aporto yo aunque, si en la zona hay antiguas minas de hierro, salimos a buscar el mineral para utilizarlo en el experimento. El primer día se construye el horno y se seca, a la vez que se trocea el carbón vegetal a su tamaño adecuado. El segundo día empieza con el precalentamiento del horno a su temperatura de funcionamiento y su puesta en marcha, dependiendo del horario propuesto por la organización. Es decir, hay que poder abrirlo a una hora razonable para que el público vea la extracción de la lupia, lo que es bastante espectacular si se hace al anochecer. 

Adicionalmente propongo a la organización ofrecer una pequeña ponencia antes de la puesta en marcha del horno, aunque durante el proceso siempre explico lo que estoy realizando para que la gente esté informada.

  • Has colaborado con historiadores, arqueólogos y metalurgistas en temas de restauración y arqueología experimental. Has construido hornos de reducción de mineral para obtener hierro a la manera antigua, has forjado falcatas ibéricas, espadas medievales  y rejas románicas, y actualmente colaboras en la restauración de las rejas de la Catedral de Santiago de Compostela… cómo valoras esas experiencias?
Conformado de una hacha (pieza en bruto)

Totalmente positivas. El campo de estudio del hierro es tan extenso e interesante que abarca muchísimas áreas y oficios. Los cinceles de los canteros, las gubias de los carpinteros, el templado de las espadas, las múltiples técnicas de ensamblaje de la rejería, y un sin fin más de ejemplos nos explican la importancia del hierro / acero a lo largo de la historia. La colaboración con expertos de otras especialidades supone un enriquecimiento de conocimiento en ambos sentidos, aunque si tengo que ser sincero, el que más pregunta soy yo… a veces demasiado!

El hacha terminada

El realizar reproducciones me acerca a la forma y la metodología de trabajo del pasado y me ayuda a entender el uso de determinadas técnicas en ciertos procesos o el por qué se aplicaron unos materiales y no otros, aunque por supuesto se abren nuevas preguntas y nuevas áreas de investigación. Un pequeño ejemplo: por qué en algunos llamadores o aldabas románicas y góticas los aros de cuadradillo de cierto grosor tienen sus aristas achaflanadas. La explicación está en que, para soldar a la calda un cuadradillo grande hay que subir mucho la temperatura para que el interior del material también se suelde, por lo que las aristas se suelen quemar. Al achaflanarlas, se esconden estos pequeños fallos que pueden surgir durante el forjado.

  • Qué proyectos tienes para el futuro?
Soldadura a la calda

 Actualmente estoy terminando una verja de 22 m de longitud para una orden religiosa, que procederé a instalar cuando la situación actual por el estado de alarma me lo permita. Posteriormente continuaré con los trabajos de colaboración en la restauración de las rejas de la Catedral de Santiago de Compostela, en concreto la verja de la escalinata de la catedral existente en la fachada oeste –fachada de la Plaza del Obradoiro–, trabajos que tendrán una duración de varios meses. También forjaré una cadena medieval, con todos los eslabones soldados a la calda, para la plaza de la Catedral de Santander.


Reproducciones de diversos tipos de espadas históricas

En cuanto a temas de investigación, hay tres en los que actualmente estoy inmerso, aunque están en sus etapas iniciales: 

  • Forjar una falcata con las mismas técnicas que hace 2.300 años, utilizando las lupias conseguidas en mis experimentos.
  • Intentar reproducir los recubrimientos de magnetita que tenían algunas falcatas y puñales de esa época, en probetas de mis lupias.
  • Construir y conseguir hacer funcionar un horno de reducción directa de tiro natural, es decir, sin utilizar fuelles o sopladores.

SELECCIÓ FOTOGRÀFICA:

Aldaba estilo románico
Armadura estilo gótico
Cuchillos de tipo medieval
Garza
Crisol acero de Damasco
Galleta acero de Damasco
Alma de una espada
Lupia cortada por la mitad
Sangrado del horno de reducción portátil
Museo Arqueológico de Cuenca
Artículo revista Hephaistos
Aplique para Erico Navazo

MÉS INFO…

Facebook ‘La fragua de Mink’

Página web personal

Mail de contacte: thomas.mink@gmail.com